D-manosa

D-manosa y cistitis
Fase 1

La D-manosa llega a la vejiga y se acerca a las bacterias

Fase 2

La D-manosa se adhiere a las fimbrias de las bacterias

Fase 3

La orina elimina la D-manosa y cualquier bacteria que se haya adherido a ella.

Siempre válido

La ingesta diaria de

La D-manosa, en ausencia de cistitis, contribuye a mantener el estado de salud de todo el sistema urinario

Fase aguda

Durante la fase aguda de la cistitis, la D-manosa favorece la expulsión de las bacterias en la vejiga y en todo el tracto urinario.

Prevención

Una vez superada la fase crítica de la cistitis, la D-manosa dificulta el desarrollo de recidivas.