cistite da freddo come curarla | Dimann
Bienestar 13 mayo 2024

Cistitis catarral: causas, síntomas y cómo tratarla para siempre

Mi querido amigo,

Tras un verano caluroso, por fin ha llegado el frío: días más cortos, chocolate caliente, Navidad… ¡y cistitis!

Sí, porque suele ocurrir que muchas mujeres se ven afectadas por esta infección, sobre todo en invierno.

¿Pero por qué? 😫

En el artículo de hoy veremos las principales causas de la cistitis catarral y cuáles pueden ser las soluciones.

Recuerda que no estás solo. ❤️

¿Por qué es más probable que la cistitis aparezca en invierno? Estas son las razones en las que tal vez no hayas pensado

1. Intentar mantener el calor

A muchos de nosotros nos encanta el invierno por esta misma razón: cuando hace frío fuera, no podemos esperar a acurrucarnos en casa con la calefacción o el fuego encendido y envolvernos en la ropa o las mantas más cómodas, ¡no hay nada mejor! 🔥

¡Aaaah!

Sin embargo, estos mismos hábitos podrían empeorar tu cistitis, ¿y sabes por qué?

Se sabe que las calefacciones centrales nos resecan, literalmente, y esto no es bueno para nuestra piel, ojos y mucosas.

Las mucosas también recubren las vías urinarias y, si se dañan (lo que es mucho más probable si están más secas), pueden producirse fácilmente infecciones.

Además, si te abrigas y te cubres con capas, creas unas condiciones que les encantan a las bacterias y en las que pueden prosperar.

¿Consejos sobre cómo protegerse sin morir congelado? 🥶

Elige materiales transpirables en lugar de sintéticos, sobre todo para la ropa interior y los pijamas.

2. ¿Se han resfriado tus riñones?

Se cree que el frío provoca un aumento de la sensibilidad de las terminaciones nerviosas de la vejiga y los riñones y sus alrededores, lo que puede llevar a sentir la necesidad de ir al baño más a menudo y provocar potencialmente un aumento de la inflamación en la zona.

Esto significa que tanto la vejiga como los riñones pueden ser más vulnerables a las infecciones en condiciones de frío, y las ITU (infecciones del tracto urinario) pueden convertirse fácilmente en infecciones renales más graves si no se tiene cuidado.

Lee también Cómo curar la cistitis sin antibióticos: ¡la naturaleza nos ofrece la solución!

3. El frío también hace aflorar las bacterias

Es un hecho comúnmente reconocido que las bacterias que causan las infecciones del resfriado y la gripe son más frecuentes durante el invierno, ¡y son éstas las que pueden ponernos en mayor riesgo de contraer una infección urinaria o cistitis!

En el 80% de los casos, la cistitis está causada por una cepa de Escherichia coli que reside de forma natural en el organismo y puede ser un problema en determinadas condiciones.

Así que si crees que éste es tu caso, averigua cómo tratar la cistitis de forma natural y echa un vistazo al kit de prevención de la E. coli.

4. El sistema inmunitario está bajo presión

Con el aumento de bacterias en esta época del año, tu sistema inmunitario puede estar ya bajo un poco más de presión: ¡tus células inmunitarias están en alerta máxima y patrullan tu sistema meticulosamente en busca de posibles invasores!

Sin embargo, también hay algunos factores que pueden dificultar aún más su trabajo.

En breve te hablaré también de los factores dietéticos, pero antes abordemos la cuestión del sedentarismo. Con el frío y el mal tiempo, muchos de nosotros tenemos la tentación de hacer menos actividad y quedarnos en casa, lo que significa:

  • la frecuencia cardiaca disminuye;
  • la circulación se vuelve más lenta;
  • las células inmunitarias tienen menos probabilidades de patrullar eficazmente.

He aquí, pues, ¡el ataque de las bacterias!

Además, durante el invierno, debido a que pasamos menos tiempo al aire libre y a la falta de luz solar cálida, nuestros niveles de vitamina D corren el riesgo de disminuir.

Ten en cuenta que la vitamina D no sólo es importante para mantener el estado de ánimo, sino que también es un nutriente clave para nuestras funciones inmunitarias.

5. Dieta (¡ay!)

Aquí llegamos al punto delicado.

Es inevitable que durante el invierno, sobre todo en vísperas de las fiestas, la gente se sienta más tentada que nunca por las golosinas calientes de todo tipo.

Los dulces azucarados, los productos de bollería, las bebidas calientes y alguna que otra copa son habituales en los menús de esta época del año y, por desgracia, a menudo son una receta para el desastre: el azúcar, las grasas proinflamatorias, la cafeína y el alcohol son culpables habituales de alterar el tracto digestivo y urinario.

Aunque los caprichos ocasionales son inevitables, ¡y sacrosantos, debo añadir! -, es importante ser más consciente y seguir una dieta sana y equilibrada para protegerse al máximo durante este periodo.

6. Quizás no bebes lo suficiente

Desgraciadamente, con la llegada del invierno, el interés por la hidratación suele decaer. Aunque puede que no sea necesario beber tanto como durante los meses de verano -cuando se es más activo y se suda más-, incluso cuando las condiciones no son tan calurosas, sigue siendo esencial mantenerse adecuadamente hidratado.

Lo ideal es beber al menos un litro y medio de agua, independientemente de la época del año.

A este respecto, cuando se trata de controlar la ingesta de agua, ¿sabías que el té y el café no cuentan?

Dirás: «De ninguna manera».

Puede parecer obvio, pero consumir bebidas con cafeína para intentar entrar en calor puede tener un efecto negativo sobre la salud del tracto urinario. ¿Por qué no pruebas a beber agua caliente con una rodaja de limón?

Es una opción mucho más suave y, te lo aseguro, ¡igual de reconfortante!

Lea también: ¿Por qué aparece la cistitis? Aclaremos

7. Los hábitos de higiene pueden cambiar con las estaciones

Con el invierno, los hábitos de higiene pueden cambiar considerablemente y esto puede tener un efecto negativo en la probabilidad de contraer infecciones.

Como ya se ha dicho, la gente a menudo adquiere el hábito de beber menos durante los meses de invierno (o de beber más de las cosas equivocadas), pero también debido al frío o a llevar más capas, ¡puede haber una mayor reticencia a ir al baño!

Querido amigo, el frío no tiene por qué detenerte, al contrario. Siempre es importante cuidar la higiene íntima y llevar ropa interior limpia y de tejido transpirable.

8. Relaciones sexuales

Cuando llegan las noches más oscuras y bajan las temperaturas, la gente puede sentirse más inclinada a meterse bajo las sábanas que durante los meses más cálidos del verano.

Tener más relaciones sexuales puede significar más infecciones, por lo que conviene tener en cuenta algunos de los principales consejos sobre el tema, como asegurarte de que estás lubricada e ir al baño después de cada coito.

Si crees que éste puede ser tu caso, consulta la página dedicada al kit completo para la cistitis postcoital, y recuerda que siempre puedes escribirme para cualquier problema. 🥰

¡Además, te dejo aquí el enlace al cuestionario «Encuentra tu camino» que te ayudará a comprender mejor las causas de tu cistitis y a encontrar la solución adecuada!

Te abrazo fuertemente,

Lorenza

En este artículo hablamos de…

  • Las causas de la cistitis catarral son muchas y conocerlas puede ayudarte a encontrar la solución adecuada para ti.
  • Los productos de la marca Dimann, disponibles individualmente o en cómodos kits, ayudan en el tratamiento y la prevención de la cistitis en todas sus formas.

¿Te hemos ayudado?