succo di mirtillo per la cistite | Dimann
Bienestar 13 mayo 2024

Zumo de arándanos para la cistitis: ¿es realmente el mejor remedio?

Mi querido amigo,

Si ya has padecido cistitis, quizá te hayas preguntado si métodos naturales como el zumo de arándanos te ayudarían realmente.

Pues bien, ¡ha llegado el momento de disipar este mito!

En el artículo de hoy, te explicaré por qué esta bebida es buena cuando se acompaña de un tentempié, pero no curará tu infección.

Feliz lectura. 🌸

Zumo de arándanos: ¿verdad o leyenda urbana? Esto es lo que afirman algunos estudios

¿El zumo de arándanos rojos elimina realmente la cistitis? Spoiler: ¡no!

Muchos creen ciegamente en los poderes curativos del zumo de arándanos y afirman que no sólo ayuda a curar las dolorosas infecciones de vejiga, como la cistitis, sino que también previene futuros episodios.

Teniendo en cuenta que la cistitis es una de las infecciones bacterianas más frecuentes, algunas mujeres guardan siempre un paquete de zumo de arándanos en la nevera, por si acaso.

Los hombres, en este sentido, tienen más suerte. Ellos también pueden sufrir infecciones urinarias, pero los casos son 50 veces menos frecuentes que en las mujeres, probablemente porque la uretra masculina es más larga.

Pero entonces, ¿cuál es la verdad sobre el zumo de arándanos?

La razón por la que los arándanos se consideran especiales es que contienen unas sustancias llamadas proantocianidinas (PAC), que se cree que impiden que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga.

Los zumos de manzana y uva, así como el chocolate negro, también contienen PAC, pero no del tipo adecuado.

Lee también Cistitis catarral: causas, síntomas y cómo curarla para siempre

El zumo de fruta parece ser tan beneficioso como el efecto placebo

Una revisión sistemática de estudios publicada en 2012 descubrió que los productos que contienen arándanos reducían el riesgo de infección, sobre todo en sujetos con infecciones repetidas y en pacientes que bebían zumo al menos dos veces al día.

A este respecto, el zumo parece ser más eficaz que los comprimidos de arándano rojo, probablemente porque los principios activos se absorben más fácilmente.

Además, los autores del análisis observaron que el zumo marcaba una diferencia mayor en unos experimentos que en otros.

Hasta ahora, todo va bien: tenemos una explicación biológica de por qué el zumo de arándanos puede prevenir las infecciones y varios pequeños estudios que demuestran que podría funcionar.

Pero tres meses después…

La organización no gubernamental Colaboración Cochrane publicó otro análisis, tras revisar 24 estudios sobre la prevención de las infecciones urinarias, y las conclusiones fueron diferentes.

En todos los estudios participaron grupos de personas que tomaron alguna forma de producto de arándano rojo, es decir, zumo, cápsulas o extracto, durante al menos un mes.

Considerando las pruebas, no está claro si beber zumo de arándanos es más eficaz que beber más agua.

¿Qué quieres decir?

Analizando los resultados, los arándanos no resultaron más eficaces que el agua, un placebo o no hacer nada.

En el análisis de la Colaboración Cochrane, los autores se mostraron de acuerdo con una serie de estudios más pequeños que habían demostrado ciertos efectos de los arándanos rojos, como también había constatado el análisis anterior, pero cuando sumaron los resultados del estudio más amplio y reciente, la conclusión fue diferente.

El estudio en cuestión dividió a 319 mujeres que habían sufrido recientemente infecciones urinarias en dos grupos: la mitad bebió zumo de arándanos rojos dos veces al día durante seis mesesla otra mitad recibió un zumo placebo diseñado para tener el mismo sabor y aspecto que el zumo de arándanos; los cartones en los que estaban los zumos de los dos grupos eran idénticos.

¿El resultado?

No había ninguna diferencia.

El análisis anterior había excluido esta prueba, pero los autores del análisis posterior consideraron que el resultado era lo suficientemente importante como para tenerlo en cuenta.

Entonces, ¿qué conclusiones podemos sacar?

Los antibióticos (no) son el único tratamiento eficaz contra la cistitis

Es posible que el zumo de arándanos prevenga las infecciones pero, si lo hace, parece que el efecto es, en el mejor de los casos, leve y requiere mucho esfuerzo.

Para reducir algo el riesgo de futuras infecciones, debe tomarse dos veces al día indefinidamente.

A muchas personas les resulta muy difícil poner en práctica este consejo; el análisis Cochrane señala una elevada tasa de abandono, pero se calcula que una mujer que tenga la desgracia de tener dos infecciones al año podría reducirlas a una vez al año.

La alternativa son las pastillas, pero las pruebas de su eficacia son escasas porque se han realizado pocos estudios.

Pero, ¿qué hay de la experiencia empírica? ¿Por qué, entonces, algunas mujeres están convencidas de que funciona y son testigos de sus efectos?

El problema es que, sin un estudio controlado, no es posible establecer si la desaparición de los síntomas es parcialmente atribuible a la ingesta de arándanos rojos o si la cistitis sólo se vence temporalmente.

El único tratamiento garantizado para las infecciones urinarias son los antibióticos.

Pero dado el riesgo de que aumente la resistencia a estos últimos, sería muy bienvenido un tratamiento alternativo para estas infecciones cotidianas.

Y si de momento no se puede decir que el zumo de arándanos sea la solución, tenemos otra.

¿Has oído hablar de la D-manosa?

Es un azúcar simple de origen vegetal que, tomado de forma correcta, impide que las bacterias se adhieran a la vejiga y ayuda a expulsarlas durante la micción, ¡de forma totalmente natural!

Los productos de la marca Dimann, disponibles individualmente o en cómodos kits, ayudan en el tratamiento y la prevención de la cistitis, ¡disuadiendo la aparición de una nueva infección!

Si quieres saber más, averiguar qué solución es la adecuada para ti con el cuestionario «Encuentra tu camino«, o contarme tu historia, estaré encantada de ayudarte.

Recuerda: no estás solo. ❤️

Te abrazo desde aquí,

Lorenza

Lee también Cómo curar la cistitis sin antibióticos: ¡la naturaleza nos ofrece la solución!

En este artículo hablamos de…

  • En algunas investigaciones, se ha demostrado que el zumo de arándanos ayuda a prevenir la cistitis, pero cuando se compararon los resultados con los de estudios más amplios, la bebida no resultó más eficaz que un placebo trivial.
  • Si no se quiere seguir un tratamiento antibiótico y se prefiere una vía más natural, la D-manosa podría ser la solución ideal.

¿Te hemos ayudado?