cistite ricorrente | Diana
Revista 23 febrero 2023

Cómo combatir la cistitis recurrente: ¡por fin un remedio natural que funciona!

Mi querido amigo,

Aunque es difícil deshacerse de la cistitis recurrente, es posible actuar en varios niveles. Así que, si usted también sufre este problema, sepa que no está solo y que juntos podemos hacerle frente. 💪🏼

Pero antes de hablar de soluciones, vamos a intentar entender qué se entiende por cistitis recurrente, por qué se produce y, por último, cómo ponerle remedio de una vez por todas.

¡Vamos a empezar! 🌸

¿Cómo remediar la cistitis recurrente? ¡La naturaleza nos ofrece la solución!

En primer lugar, ¿qué se entiende por cistitis recurrente?

La cistitis recurrente se produce cuando hay más de tres o cuatro ataques al año.

No existe una solución absoluta a este problema y sería pretencioso pretender que podemos eliminarlo. Pero al menos estas infecciones pueden mejorarse, aliviarse y a veces incluso erradicarse.

El origen de la cistitis recurrente no está totalmente dilucidado e implica fenómenos inmunitarios poco conocidos. Es importante recordar, antes de ver cómo prevenirla, que se requiere un examen urológico mínimo para confirmar el diagnóstico y descartar cualquier otra afección que pueda parecerse a ella.

Como mencioné en la introducción de este artículo, son posibles varios niveles de intervención: normas higiénicas y dietéticas, antibióticos y otros tratamientos no antibióticos.

Pero vayamos por orden.

Leer también: ¿Se puede tratar la cistitis con acupuntura? Aclaremos

Normas higiénico-dietéticas contra la cistitis recurrente

La primera regla es muy sencilla y se resume en una frase: beber mucho para orinar mucho.

El volumen de orina es realmente importante, ya que permite un lavado regular de la vejiga y la uretra. La diuresis mínima es de 1,5 litros al día. Por lo tanto, es necesaria una ingesta de líquidos al menos equivalente.

La segunda regla es vaciar la vejiga cuando esté llena, es decir, cada tres o cuatro horas.

La capacidad de la vejiga varía de una persona a otra, pero por término medio es de 300 ml (ligeramente superior en el caso de las mujeres). Retenerse y orinar con poca frecuencia es perjudicial porque favorece la multiplicación de gérmenes en la orina y puede distender la vejiga.

Pero hay más.

La cistitis suele coincidir con el estreñimiento, aunque no hay pruebas científicas de causalidad. Pero evacuar regularmente y evitar el estreñimiento parece de sentido común (independientemente de la presencia de una infección).

Además, es esencial que cuides tu higiene íntima: favorece el uso de detergentes suaves y procura lavar tus partes íntimas después de cada relación sexual. De hecho, la cistitis postcoital es muy frecuente y no debe subestimarse.

Y ya que hablamos de higiene, es esencial limpiarse después de cada deposición de delante hacia atrás y no al revés: así se evita la contaminación de la vagina y la uretra por gérmenes intestinales.

Por último, las normas de prevención y tratamiento de la cistitis también incluyen la nutrición.

Como puedes imaginar, debes evitar los alimentos demasiado grasos y azucarados, así como las bebidas alcohólicas (en esta guía encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la dieta para la cistitis).

¿Cómo tratar la cistitis? Antibióticos frente a D-manosa

Si ya has sufrido cistitis en el pasado, sabrás que la solución más fiable para vencer la infección es el sacrosanto antibiótico.

Sin embargo, a menudo no es la solución.

De hecho, los antibióticos actúan directamente sobre la infección matando las bacterias malas, pero también matando la mayoría de las buenas, afectando a la flora bacteriana. Pero hay más: a menudo las bacterias consiguen desarrollar resistencias, lo que dificulta el tratamiento posterior.

Más aún si padece una cistitis crónica: los antibióticos corren el riesgo de perder eficacia progresivamente.

Entonces, ¿cómo hacerlo?

Cada vez más mujeres experimentan los beneficios de la D-manosa, una terapia alternativa para prevenir y tratar la cistitis.

Pero, ¿cómo funciona?

La D-manosa es un azúcar simple que actúa directamente sobre las bacterias que proliferan en la vejiga. Más concretamente, algunas de ellas poseen unas patitas que les permiten adherirse a las paredes de la vejiga: digamos que la D-manosa les hace la vida imposible al hacerlas resbalar durante la micción.

Así es, ¡las bacterias serán expulsadas mientras orinas!

Los productos de la marca Dimann son específicos para las distintas fases de la cistitis y están disponibles individualmente o en cómodos kits:

  • prueba nuestro cuestionario «Encuentra tu camino«, que ayuda a muchas mujeres a trazar una terapia específica;
  • escríbeme, estoy siempre a tu disposición.

Te abrazo fuerte,

Lorenza

Lee también: Cistitis y dolor de espalda: un problema que aqueja a muchas mujeres

En este artículo hablamos de…

  • La cistitis recurrente es un tipo de cistitis que aparece periódicamente, es decir, 3-4 veces al año.
  • Para prevenir esta infección a nivel crónico, es importante tener una buena higiene íntima y seguir una dieta equilibrada.
  • Si los antibióticos parecen no surtir efecto, la D-manosa ha demostrado ser una alternativa natural con muchos beneficios.

¿Te hemos ayudado?