Prevención de la cistitis: por qué es importante empezar cuando se está bien

Prevención 16 abril 2021

Prevención de la cistitis: por qué es importante empezar cuando se está bien

  1. Las 9 razones para empezar a prevenir
  2. Prevención de la cistitis: ¿por dónde empezar?
  3. Fortalecer la vejiga y mantenerla limpia

 

Prevenir la cistitis es una de las cosas que se promete hacer inmediatamente después de salir de un episodio de cistitis repentina y dolorosa. O tal vez nunca lo hiciste.
La prevención de la cistitis debe convertirse en un hábito diario, sobre todo si tiende a sufrirla a menudo o si, en el pasado, ha desarrollado una cistitis tras otra.


Lo sé: tener que pensar en la cistitis y en su prevención incluso cuando estás bien hace que sea una pesadilla aún mayor.

Y así, quizás por superstición, prefieres no pensar en ello y utilizar tu energía para otra cosa.


«Mientras el barco siga adelante, déjalo ir» es lo que dice la canción, ¿no?

Pero, ¿has pensado alguna vez en el precio de tener que parar de repente cuando menos te lo esperas?
¿Has pensado alguna vez en la cantidad de beneficios que no estás teniendo en cuenta?

 

Empezar a prevenir la cistitis cuando se está bien puede proporcionarle todos los beneficios.
Y, cuando digo completo, me refiero a que no sólo tu vejiga te lo agradecerá, sino todo tu cuerpo.


¿No te lo crees?

Te daré algunos consejos ahora mismo.

 

 

 

 

Las 9 razones por las que es importante empezar a prevenir la cistitis hoy mismo

 

Intenta pensar más allá de los síntomas y las molestias de la cistitis. Las consecuencias positivas de la prevención constante abarcan su bienestar general:

  1. La prevención significa llegar temprano. Llegar antes que las bacterias (u otros agentes inflamatorios) significa evitar nuevas rondas de antibióticos;
  2. La cistitis tiene un coste: con la prevención te ahorrarás muchodinero (entre visitas médicas, exámenes varios, medicamentos y… estrés);
  3. Se acabaron los ataques de cistitis = se acabaron las colas interminables en las salas de espera;
  4. Tu sistema inmunitario no estará expuesto al riesgo de sufrir problemas a largo plazo como, por ejemplo, el desequilibrio de la flora bacteriana;
  5. Los beneficios de la prevención van más allá del concepto de cistitis. Si previenes la cistitis, previenes la cándida y otros problemas íntimos;
  6. Las relaciones sexuales volverán a ser un momento agradable;
  7. No tendrás que ausentarte del trabajo por ataques repentinos de cistitis;
  8. Podrás viajar tranquilamente;
  9. Laansiedad por nuevos ataques desaparecerá como resultado.

Créame, prevenir la cistitis no sólo es más fácil y barato que tratarla en cada ataque. Prevenir la cistitis es liberarse de una enfermedad que amenaza continuamente su salud física, pero sobre todo mental.

 

 

 

 

Prevención de la cistitis: ¿por dónde empezar?

 

La cistitis es la infección más frecuente del tracto urinario inferior y una de las principales causas de prescripción de antibióticos. Por lo general, se genera como resultado de la contaminación bacteriana de la vejiga.

 

Se calcula que el riesgo de desarrollar episodios de cistitis a lo largo de la vida es de alrededor del 50% en las mujeres, y que al menos un tercio de los episodios se producen antes de los 24 años.
Aproximadamente el 5% de las mujeres desarrollan una cistitis crónica después de su primera cistitis y el 25-30% de toda la población femenina desarrollará recidivas a lo largo de su vida.

 

¿Cómo cambiarían estos datos si simplemente se replanteara la forma de tratar la cistitis?

 

Si bien algunos aspectos, como la anatomía femenina, no pueden trabajarse, hay muchas otras cosas que sí se pueden trabajar.

 

No voy a darte ninguna fórmula mágica, pero intentaré resumir algunas acciones y/o hábitos que puedes poner en práctica para ponerte en marcha.

 

Y, déjame decirte, que no importa lo motivado que estés para prevenir la cistitis: es mucho más importante empezar.
La motivación llegará al hacer y ver los primeros resultados.

 

 

💚Prevenir, cada vez que se orina.


Orinar no tiene por qué ser una acción precipitada.

 

Tienes que asegurarte de que has vaciado bien la vejiga.
Tómate tu tiempo y contrae la vejiga con la ayuda de los músculos abdominales. Cuando hayas terminado, haz una pausa de 10 segundos antes de volver a ponerte la ropa para comprobar si realmente has vaciado la vejiga.

 

 

💚Orinar más a menudo

 

Hay un límite más allá del cual, aguantar el pis puede ser perjudicial para la salud.
No te contengas. Cuando sientas la necesidad, busca un baño.


Asegúrate de beber lo suficiente para que las ganas de orinar vuelvan a aparecer cada 3 horas.
Observa el color de tu orina: si es demasiado oscura, tu orina es demasiado concentrada y tendrás que beber más.

 

Evite, a toda costa, correr el riesgo de deshidratarse. Incluso cuando no estés en casa, lleva agua contigo en todo momento.
En resumen, asegúrate de que, sea cual sea la actividad que realices, beber regularmente esté siempre en tus planes.

 

 

💚Entiende qué es lo que desencadena tu cistitis

 

Las causas de la cistitis no son las mismas para todos.
Para entender qué causas están relacionadas con tu cistitis, experimenta.

 

Intenta hacer pequeños cambios duraderos:

  • Si hay algún alimento o bebida que cree que puede afectarle, reduzca su consumo o elimínelo de su dieta. A este respecto escribí«Dieta para la cistitis: cómo combatirla a partir de la dieta«;
  • Si tienes problemas intestinales o vaginales, acude a un especialista;
  • Si eres consciente de que tienes hábitos que podrían estar afectando negativamente a la salud de tu vejiga, sé inteligente y haz un cambio;
  • Si tienes cistitis después del coito, intenta averiguar si hay suficiente lubricación y haz una evaluación del suelo pélvico;
  • Comprender si hay factores predisponentes propios de su edad o condición actual. La cistitis, de hecho, tiene diferentes causas en el embarazo, la menopausia, en personas mayores o durante el ciclo menstrual.

 

 

💚Exagerar con la higiene íntima no te ayuda a prevenirla.

 

Una de las primeras cosas que suele hacer la gente, sobre todo tras los primeros episodios de cistitis, es lavarse obsesivamente las zonas íntimas.
La higiene íntima es definitivamente un hábito esencial. Sin embargo, cuando es excesivo puede llegar a ser contraproducente.

 

El uso de detergentes desinfectantes, por ejemplo, podría causar daños a esas bacterias «buenas» que, por el contrario, sirven para defenderte.
Puede parecer extraño, pero la vagina se limpia sola.

 

En cambio, presta especial atención a la limpieza de la zona anal después de ir al baño.

 

 

💚Fortalecer la vejiga y mantenerla limpia de invitados no deseados.

 

Cuando se tiene cistitis, se tiende a querer apagar los malditos síntomas lo antes posible.
Así que se recurre a los antibióticos, quizás los primeros disponibles en casa, sin haber hecho antes las pruebas en profundidad.

 

Sin embargo, hay un aspecto que siempre se pasa por alto: la salud de la vejiga.

 

¿Te has dado cuenta de que sigues teniendo ciertos síntomas incluso después de que la cistitis haya terminado?
Probablemente eran un signo de una vejiga todavía débil y debilitada.

 

Piensa que esto puede afectar mucho más a la probabilidad de que la cistitis vuelva a aparecer.

 

No te sientas mal, lo más probable es que nadie te haya señalado esto antes.

 

¿Me equivoco?

 

Prevenir la cistitis también es esto: cuidar la vejiga para que llegue fuerte y preparada para afrontar futuras amenazas.

 

Hemos formulado el Dimann Daily precisamente con este fin. Sus ingredientes inflaman, reparan y refuerzan las paredes de la vejiga. Además, gracias a la presencia de d-manosa, el Dimann Daily permite realizar una limpieza diaria de las bacterias no deseadas.

 

Amigo, no puedes conseguir resultados reales y duraderos por arte de magia. El camino para salir del círculo vicioso de la cistitis requiere su atención pero le dará muchas satisfacciones.

 

 

 

 

Qué tal siempiezas bien siguiendo estos pequeños consejos míos 😉 .

 

P.d.: si tienes alguna duda o quieres contarme tu historia estoy a tu disposición, ¡cuando quieras!

 

Un abrazo,

 

 

font-firma

¿Te hemos ayudado?

Artículos relacionados