cistite e bicarbonato | Dimann
Bienestar 16 marzo 2023

Tratar la cistitis con bicarbonato: ¿una opción sensata o una mala idea?

Mi querido amigo,

se oyen muchos remedios de la abuela para curar la cistitis. Hoy nos centramos en el bicarbonato sódico, un ingrediente utilizado para mil y un problemas y, la mayoría de las veces, realmente útil.

Pero no en este caso.

¿Por qué? Descubrámoslo juntos en este artículo.

Alarma de cistitis: ¿bicarbonato sí o bicarbonato no?

¿Es seguro utilizar bicarbonato de sodio para combatir la cistitis?

Seamos claros: no existe ninguna investigación médica que demuestre la eficacia del bicarbonato sódico en el tratamiento de la cistitis.

De hecho, ¡podría ser incluso peligroso!

La ingesta incorrecta de bicarbonato sódico para el tratamiento de las ITU (infecciones del tracto urinario) puede complicar la situación y el paciente puede necesitar atención médica inmediata.

Debes saber, de hecho, que se han registrado casos de personas que han sufrido hemorragias nasales como consecuencia de la ingesta de bicarbonato sódico para tratar este tipo de infecciones. Por no hablar de que una ingesta excesiva puede provocar un desequilibrio ácido-base en el organismo.

Estas son las complicaciones más comunes causadas por el bicarbonato sódico:

  • dolor de estómago;
  • diarrea;
  • Vómitos;
  • hemorragia;
  • crisis epilépticas;
  • Náuseas.

Pero eso no es todo.

En casos graves, la ingesta de bicarbonato sódico puede provocar incluso una hemorragia cerebral.

En resumen, me parece bastante claro: ¡éste no es el remedio que necesitas para tu cistitis! Pero como no me gusta dejar nada al azar, he aquí algunos estudios realizados sobre el tema.

Lea también: Por qué la diabetes aumenta el riesgo de desarrollar cistitis

Bicarbonato: por qué NUNCA debes considerarlo una opción para tratar la cistitis

Acabamos de decir que existen pocas pruebas científicas de que el bicarbonato sódico pueda curar las infecciones urinarias. Sin embargo, existen pruebas de que este ingrediente puede ser perjudicial para el organismo.

Unanálisis del Sistema de Control de Intoxicaciones de California descubrió que, de los 192 casos de intoxicación por bicarbonato sódico, entre el 4% y el 7% se debieron a personas que intentaron utilizarlo como tratamiento para las ITU (infecciones del tracto urinario). En la mayoría de los casos, las complicaciones fueron lo suficientemente graves como para obligar a las personas envenenadas a acudir al hospital.

Aunque es un producto natural, puede ser peligroso, sobre todo si se ingiere en cantidades.

En el Western Journal of Emergency Health se documentó al menos un caso en el que un hombre sufrió una hemorragia grave tras la ingestión de bicarbonato sódico.

Por lo tanto, su ingesta debe ser siempre aprobada por el médico tratante, para no sufrir efectos secundarios graves y complicaciones debidas a la presencia de una enfermedad o a una terapia en curso.

En cualquier caso, la dosis recomendada es de unos 325-2000 mg por vía oral, y siempre se recomienda tomarlo un par de horas después de las comidas.

¿Cómo tratar la cistitis de forma realmente eficaz?

Dado que la cistitis suele estar causada por bacterias en el interior de la vejiga, el primer paso consiste en eliminar las bacterias para acabar con la infección.

Para ello es necesario beber mucha agua durante el día y vaciar completamente la vejiga: si se retiene el pis durante demasiado tiempo, se corre el riesgo de que las bacterias se multipliquen, prolongando la infección.

En segundo lugar, es esencial cuidar la higiene íntima.

Parece obvio decirlo, pero siempre hay que limpiarse de delante hacia atrás (y nunca al revés): como la distancia entre el ano y la uretra es muy pequeña, ¡es muy fácil propagar gérmenes intestinales si uno no se limpia de la forma correcta!

Además, es importante lavarse bien con detergentes suaves, sobre todo después de mantener relaciones sexuales: hay que tener en cuenta que el sexo también puede causar cistitis, en este caso hablamos de cistitis postcoital.

Y ya que hablamos de ello, es lógico tener mucho cuidado durante el coito y, sobre todo, estar bien lubricado.

Pero este no es el final de la historia.

Recuerde siempre llevar ropa holgada, sobre todo por la noche, para permitir que las zonas íntimas respiren y evitar que quede atrapada la humedad.

Por último, he aquí algunos consejos adicionales:

  • Evitar la cafeína durante un tiempo, ya que puede irritar aún más la vejiga;
  • si la infección continúa, es mejor abstenerse de mantener relaciones sexuales;
  • asegúrate de descansar para ayudar a tu cuerpo a recuperarse;
  • mantener un sistema inmunitario fuerte y sano comiendo bien para ayudar al organismo a combatir las infecciones;
  • tomar D-manosa.

Eh, espera, ¿qué?

Si nunca ha oído hablar de ella, le explicaré brevemente en qué consiste.

Se trata de un monosacárido de origen vegetal que ayuda a expulsar las bacterias de forma natural. ¿Cómo? Simple, ¡hacer pis! Nuestros productos de la marca Dimann (disponibles individualmente o en cómodos kits) ayudan en la prevención y el tratamiento de la cistitis.

¿Quiere saber cuáles son los mejores para usted? Tienes dos opciones:

  1. Prueba el cuestionario «Encuentra tu camino«, una herramienta que ayuda a muchas mujeres a conocer su cistitis y saber cómo actuar en consecuencia;
  2. escríbeme, ¡estoy siempre a tu disposición! ❤

Te abrazo fuertemente,

Lorenza

Lea también: Cómo combatir la cistitis recurrente: ¡por fin un remedio natural que funciona!

En este artículo hablamos de…

  • No existen investigaciones médicas que demuestren la eficacia del bicarbonato sódico en el tratamiento de la cistitis.
  • Tomar bicarbonato sódico puede ser peligroso y complicar la situación, incluso provocar una hemorragia cerebral.
  • El bicarbonato sódico se ha documentado como causa de intoxicación en algunos casos, con complicaciones que requieren hospitalización.
  • Una higiene íntima minuciosa, una dieta equilibrada y beber mucha agua pueden ayudar a eliminar las bacterias que causan la cistitis.
  • La D-manosa, un monosacárido de origen vegetal, puede ayudar en la prevención y el tratamiento de la cistitis de forma natural y sin riesgos para la salud.

¿Es seguro utilizar bicarbonato de sodio para tratar la cistitis?

No existen investigaciones médicas que demuestren la eficacia del bicarbonato sódico en el tratamiento de la cistitis. Además, tomar bicarbonato sódico puede ser peligroso y complicar la situación, llegando a provocar una hemorragia cerebral. Siempre es mejor consultar al médico antes de tomar cualquier remedio para la cistitis.

¿Por qué no se recomienda el bicarbonato sódico para tratar la cistitis?

El bicarbonato de sodio no se recomienda para tratar la cistitis porque no hay pruebas científicas que demuestren su eficacia y porque puede ser perjudicial para el organismo, llegando a provocar complicaciones graves que requieran hospitalización. Además, la ingesta de bicarbonato sódico puede provocar un desequilibrio ácido-base en el organismo, así como causar dolor de estómago, diarrea, vómitos, náuseas, hemorragias, convulsiones y otros trastornos.

¿Cuáles son los remedios naturales para tratar la cistitis?

Entre los remedios naturales para tratar la cistitis se encuentran beber mucha agua durante el día para eliminar las bacterias de la vejiga, vaciar la vejiga por completo, cuidar la higiene íntima, evitar aguantar el pis demasiado tiempo, llevar ropa holgada para permitir que las zonas íntimas respiren, evitar la cafeína, descansar para ayudar al cuerpo a recuperarse, mantenerse sano con una dieta equilibrada y tomar D manosa, un monosacárido vegetal que ayuda a expulsar las bacterias de forma natural a través del pis.

¿Te hemos ayudado?