cistite senza bruciore | Dimann
Bienestar 5 abril 2023

¿Puede producirse cistitis incluso sin ardor?

Mi querido amigo,

La mayoría de la gente tiende a asociar síntomas como el ardor y el dolor al orinar con una infección del tracto urinario (también conocida como ITU).

Pero, por desgracia, no siempre es así, y si ha decidido abrir este artículo, significa que usted también tiene algunas dudas al respecto.

Profundicemos, pues, juntos. ❤️

¿Se puede tener cistitis sin ardor? Sí (pero aún puede aprender a reconocer esta infección).

Estas son las principales causas de la cistitis: ¿por qué es importante conocerlas?

Como he mencionado antes, hay muchas personas que están convencidas de que el ardor o el dolor al orinar es una consecuencia inevitable de una infección del tracto urinario (ITU). De hecho, muchas infecciones urinarias no causan dolor al orinar y algunas personas son completamente asintomáticas.

Sin embargo, incluso en ausencia de disuria -es decir, dificultad para orinar y micción dolorosa-, la ITU puede ser molesta e incluso peligrosa si no se trata. Por eso es fundamental averiguar las causas, saber cómo prevenir estas infecciones y conocer el diagnóstico más preciso.

Pero no tema, ¡hoy abordaremos juntos estas cuestiones!

Así, las infecciones urinarias se desarrollan cuando las bacterias entran en el tracto urinario a través de la uretra y se abren camino hasta la vejiga, los riñones u otras estructuras del tracto urinario, desarrollando una infección. Aunque las ITU son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, cualquier persona, a cualquier edad, puede desarrollar una ITU , incluida la cistitis.

Entre las causas y los factores de riesgo más comunes se incluyen

  • mala higiene;
  • problemas intestinales;
  • llevar ropa interior demasiado ajustada y tejidos agresivos;
  • Relaciones sexuales (por ejemplo, debido a la falta de lubricación, que provoca una sensación de ardor después del coito);
  • Vaciado incompleto de la vejiga;
  • retención de orina;
  • etc.

Lea también: La estrecha relación entre vulvodinia y cistitis

Pero vayamos al grano: ¿puedo tener cistitis sin experimentar ardor?

En principio, sí.

Muchos pacientes desarrollan una ITU no dolorosa, aunque la mayoría de hombres y mujeres presentan al menos otro síntoma común, como fiebre, orina maloliente o fatiga.

Por esta razón, es aún más esencial aprender a reconocer los síntomas de una ITU: aunque hemos dicho que hay casos asintomáticos, la mayoría de las personas que sufren una infección urinaria -incluida la cistitis- se quejan de al menos uno (o más) de los síntomas que voy a enumerar:

  • Dolor al orinar;
  • ardor al orinar;
  • dolor pélvico;
  • Sensación de necesidad constante de orinar;
  • fiebre;
  • escalofríos;
  • náuseas o vómitos;
  • cansancio;
  • sensación general de malestar;
  • orina turbia;
  • Orina maloliente o con fuerte olor.

Cómo tratar la cistitis (incluso en ausencia de ardor)

Además de los síntomas y signos que pueda presentar el paciente, existen pruebas específicas que pueden ayudar en el diagnóstico.

El primero de ellos es el análisis de orina para comprobar la presencia de partículas de sangre, pus o bacterias: en algunos casos puede ser necesario un urocultivo bacteriológico. Sin embargo, si quieres tener una confirmación adicional antes de las pruebas del especialista, puedes optar por los sticks de orina.

Espera, ¿los palos qué? 🤨

Se trata de pequeñas tiras que cambian de color si detectan la presencia de bacterias en la orina.

En los casos más graves, el especialista puede decidir recurrir a la cistoscopia, las radiografías o las ecografías para descartar otras causas de inflamación de la vejiga, como tumores o anomalías de las estructuras internas.

En concreto, la cistoscopia es una exploración en la que el especialista introduce un cistoscopio -un pequeño tubo con una luz y una cámara- en la vejiga a través de la uretra para visualizar las vías urinarias y observar signos de cistitis.

Dicho esto, ¿cómo tratar la cistitis? Digamos que hay dos formas de avanzar.

La cistitis bacteriana se trata principalmente con antibióticos para detener la infección.

Si se trata de una primera infección, los síntomas pueden mejorar incluso durante el primer día de toma de antibióticos. Sin embargo, el paciente debe tomar antibióticos de tres días a una semana, dependiendo de la gravedad de los síntomas. De hecho, es importante que el tratamiento antibiótico se complete según las dosis recomendadas por el especialista y que la infección desaparezca por completo.

Si, por el contrario, se trata de infecciones recurrentes, el médico puede recomendar un tratamiento más prolongado con antibióticos o remitir al paciente a un especialista en urología o nefrología para una evaluación más exhaustiva.

Pero, ¿cuál es el segundo camino a seguir? 🧐

Muchas mujeres buscaron una solución natural que les evitara tener que tomar antibióticos adicionales, y encontraron la respuesta en la D-manosa.

¿De qué se trata?

Es un azúcar simple que, tomado correctamente, llega a la vejiga donde están las bacterias, se adhiere a sus fimbrias y ayuda a expulsarlas de forma totalmente natural: ¡mientras orinas!

En concreto, nuestros productos de la marca Dimann obtienen la D-manosa de la corteza de abedul, la fuente más pura y de mayor calidad.

¿Quiere saber cómo funciona?

Descubra nuestros productos disponibles individualmente o en prácticos kits, o póngase en contacto conmigo: estoy aquí para ayudarle. 🥰 También puedes hacer el cuestionario «Encuentra tu camino«, una herramienta que te ayudará a ser más consciente de tu cistitis.

Te abrazo fuerte desde aquí,

Lorenza

Lea también: Tratar la cistitis con bicarbonato: ¿una opción sensata o una mala idea?

En este artículo hablamos de…

  • No todos los pacientes con infecciones del tracto urinario (ITU) experimentan ardor o dolor al orinar, por lo que también es importante estar atento a otros síntomas comunes como fiebre, orina maloliente o fatiga.
  • La falta de higiene, el uso de ropa interior demasiado ajustada y las relaciones sexuales son algunas de las causas y factores de riesgo más comunes de la aparición de la cistitis.
  • Para el diagnóstico de la cistitis, la primera prueba que hay que realizar es un análisis de orina para comprobar la presencia de partículas de sangre, pus o bacterias, pero también existen sticks de orina que pueden dar una indicación preliminar.
  • La cistitis bacteriana se trata principalmente con antibióticos para detener la infección, pero en caso de infecciones recurrentes puede recomendarse un tratamiento más prolongado con antibióticos o una visita especializada a urología o nefrología.
  • Una solución natural para las mujeres que no desean tomar antibióticos es la D-manosa, un azúcar que se adhiere a las bacterias de la vejiga y ayuda a expulsarlas de forma natural durante la micción.

Preguntas frecuentes sobre la cistitis sin ardor

¿Puedo tener cistitis sin experimentar ardor?

En principio, sí. Muchos pacientes desarrollan infecciones del tracto urinario (ITU) no dolorosas, aunque la mayoría de hombres y mujeres presentan al menos otro síntoma común, como fiebre, orina maloliente o fatiga.

¿Cuáles son los síntomas habituales de una infección urinaria?

La mayoría de las personas que padecen una infección urinaria, incluida la cistitis, se quejan de al menos algunos de los siguientes síntomas: dolor al orinar, ardor al orinar, dolor pélvico, sensación de necesidad constante de orinar, fiebre, escalofríos, náuseas o vómitos, fatiga, sensación de malestar general, orina turbia, orina maloliente o con olor fuerte.

¿Cómo se trata la cistitis bacteriana?

La cistitis bacteriana se trata principalmente con antibióticos para detener la infección. Si se trata de una primera infección, los síntomas pueden mejorar incluso durante el primer día de toma de antibióticos. Sin embargo, el paciente debe tomar antibióticos de tres días a una semana, dependiendo de la gravedad de los síntomas. De hecho, es importante que el tratamiento antibiótico se complete según las dosis recomendadas por el especialista y que la infección desaparezca por completo.

¿Te hemos ayudado?